the story for my spanish class! >:D

señora x's picture

the story for my spanish class! >:D

the story for my Spanish class
well... here's the thing... I had to do a story that had something to do with a tattoo or a story about a tattoo. I started to write the story, but I can not think of anything for the tattoo part, so i ask a friend if she can wrote me this part (actually, I liked a lot...)
I inspire in the song: "this is how i Disappear"
hence the title....
everyone liked my story ... do not know if it really is as good ... but you just never know...
be honest! ;D

sorry is in spanish! c:

Así es como desaparecí

Era una linda tarde de verano, estaba durmiendo en mi cama y podía ver como la luz del sol llenaba poco a poco mi habitación, viendo esos rayos de luz con pequeñas partículas de polvo flotando.
Odiaba mi vida, era un hombre de clase media, de 29 años, no tenía ni esposa ni hijos, mi familia era muy chica y tenía solo 2 amigos verdaderos.
Lo sé… mi vida era muy miserable, al menos para mí.
Siempre escuchaba como mis amigos vivían descontentos con respecto a sus esposas y deseaban separarse, pero savia que muy en el fondo se amaban realmente, aunque no es fácil tener que lidiar con una persona a la que tienes que ver todos los días...
A veces me rio de ellos, porque hablan un mes de cómo es de miserable su vida con sus esposas, y después en menos de lo que canta un gallo ya están reconciliados.
En mi opinión casi siempre sus mujeres tenían razón, lo único querían era estar más tiempo con ellos, y que ellos le demuestren que las aman de vez en cuando, aunque también tengo que reconocer que eran muy celosas, y algo que no soporto en una mujer son los celos.
Pero yo tenía una novia en la universidad, la amaba y se lo demostraba todos los días, cada minuto, cada segundo lo aprovechaba al máximo, después de todo, ella tenía cáncer y los doctores le habían pronosticado que no iba a vivir demasiado tiempo.
Aunque creo que mi peor error fue enamorarme de ella. Cuando me conto lo de su estado de salud, sinceramente, quería suicidarme, no podía soportar la idea de vivir sin ella.
Le conté a uno de mis más cercanos amigos acerca de esto, lo que me dijo ese día nunca lograre olvidármelo:
“no se puede evitar, es imposible, nadie puede no enamorarse, es importante clarificarlo, sino tanto tu como tu novia sufrirían, haz lo que se te plazca, pero después tendrás que atenerte a las consecuencias”
Fue ese, el día que había decidido pedirle la mano a mi querida Sara.
Le di las gracias a mi amigo, y me fui corriendo hacia la casa de ella, luego me la encontré deambulando en la calle de camino a su casa, no llevaba paraguas y estaba mojada por completo.
Me acerque a ella, y me dio un fuerte abrazo apoyando su cara contra mi pecho, y fue ahí cuando le pregunte que le sucedía, no hubo respuesta, pude escuchar cómo se hiperventilaba, y su voz estaba por romper en llanto, tras unos minutos me dijo que su ex novio la estaba acosando, mandándole mensajes en su celular, le había jaqueado la cuenta de MSN, entre otras cosas.
Estaba muy preocupada por ella, sabia en ese momento que no era una buena idea decirle acerca de lo de casarnos...
Yo le dije que no le diera importancia, solo estaba celoso, que ese hombre no tenia vida y que ella al mostrarle enojo a lo que él hacia le estaba demostrando que le importaba. Cualquier cosa, si no, le mandaba una orden de restricción.
En ese momento me hizo la pregunta más dura que tuve que responder.
Sara: “¿vos me amas?“
Yo: “por supuesto que te amo”
Sara: “pero siempre me decís eso, y nunca se a lo que te estás refiriendo, etas hablando… ¿que quieres decir…? me amas como tu hermana ama sus vestidos, como Daniel ama a sus perros, como… tus amigos aman a sus esposas…” me pregunto bajando la cabeza, tratando de recuperar el aire por su hiperventilación.
Yo: “yo… te amo… de una manera que no se pueden explicar con palabras, como las plantas aman la lluvia, como los pájaros aman él viento, como Jimi Hendrix ama sus guitarras…”
Ella empezó a reír.
“¿Y vos como me amas…?” le pregunte
Sara: “como todo lo que me dijiste, antes de conocerte, estaba a punto de entrar en la droga, quería acabar lo más rápido con mi vida de lo que fuera posible, pero encontré una mejor droga, y no puede ser inalada, inyectada o tragada, y esa droga está en frente de mi ahora mismo”
“aghhh! Que cursi que sos a veces”
Sara: “te amo idiota”
Ella me dio un beso en la frente. Y yo podía sentir sus tibias lágrimas mojando mi cara.
Decidí pedirle en ese instante matrimonió, ella acepto con una sonrisa muy dulce, y en un momento se quedo sin aire.
Yo creía vivir en un sueño…y estaba tan feliz de percatarme que era pura realidad, mi mundo, mi universo era real… el amor que sentía lo volvía algo tan especial, ¿para qué darme más motivos para vivir? Con Sara me sobraban y me bastaban las ganas de respirar… ella se había vuelto para mi dolor el más efectivo sedante.
Me sentía tan dichoso y rebosante de alegría, pero 2 días antes de la boda ella sufrió un accidente en auto en el cual murió, lo peor es que tuve una estúpida discusión con ella ese día.
Quise, pero no tuve el valor de ir a su funeral, no quería que todos me vieran así, me sentía muy desgraciado y desdichado, pensé en suicidarme ese mismo día, pero no tuve el valor de hacerlo.
Lo único que quería era volverla a ver una vez más y decirle lo mucho que la quería.
Pasaron tres días después de lo del accidente, muy ebrio, había perdido la cuen¬¬¬ta de cuantas cervezas me había tomado, y eso que ni siquiera me gusta la cerveza.
En un momento mi vista se nublo y desperté en un lugar todo oscuro.
No había nadie, ni el más mínimo sonido podía escucharse, era una oscuridad tan densa que hasta podría decir que me daba un poco de miedo, entonces escuche una voz.
“vengo a cumplirte un deseo”
“¿quien sos?” pregunte confundido y asustado
“no importa quién soy… solo decime aceptas si te digo que podes obtener un deseo, no importa lo que fuese y por mas imposible que te parezca”
“pues… no tengo nada porque vivir si mi novia no está con migo… me gustaría recuperar mi antigua vida…”
“hay una condición” dijo maliciosamente
“Lo que desees va a hacer infeliz a muchas personas y mientras más fuerte e intenso sea tu deseo más le va a afectar a las personas que te quieren”
“yo era muy egoísta, lo sé, pero no quería el mal para las personas que amaba”
“aceptas o no…” con una voz ronca
“¡si! acepto” dije decidido
“¿cuál es tu deseo?”
“Deseo… que todas las personas que conozco se olviden de mi, ¡deseo nunca haber existido!”
“trato” me dijo
De repente pude verme a mí mismo, pero nadie me podía ver, era como un fantasma.
Vi como mi otro yo, estaba rodeado con botellas de cerveza, pude ver como el entro en el baño, y en ese momento entre yo, mi cuerpo estaba a punto de suicidarse, deseaba con toda mi alma sentir ese dolor…
Sin embargo, no podía sentir nada, lo único que vi es como un desgraciado hombre se suicidaba de la manera más dolorosa posible, en un momento me di tanta lástima que tuve que mirar a otro lado para no ver el espantoso y lamentable acto.
En un momento mi yo vivo y mi yo muerto se transformaron en una sola persona, pude ver mi vida delante de mis ojos, y lamento cada pequeña discusión que tuve con mis seres queridos pero bien claro se me vino a la cabeza la discusión que tuve con Sara. La que lamento todos los días de mi “vida”
Yo: “¿ahora me decís que no te queres casar con migo?” “pero hace un par de días me dijiste con todo el entusiasmo del mundo que querías casarte, no te puedo entender…”
Sara:”me di cuenta de que nos estamos apresurando, no significa que no te ame, solo no quiero casarme todavía”
Yo:”me amas…? En serio?!” “porque no lo demostras” “yo te amo…y… ¿vos?”
Sara:”no podes encadenarme a ti simplemente porque me has dicho “te amo” yo vivo sin compromisos ni promesas debiste saberlo, porque si ahora estas sufriendo es porque vos lo quieres, ¡nadie te obligo a quererme!” con un tono de completa resignación y enojo.

Es verdad… todo lo que dijo es verdad… estoy sufriendo, porque yo lo decidí que fuera así, pero espero que sepa que yo sufro solo por sus palabras, ella es la autora de mi felicidad y en cada pedazo de mi corazón roto esta su firma, pero no me importa porque yo la voy a mar igual incluso si me dice que no me quiere.

Había decidido en ese entonces hacer un tatuaje dedicado a mi preciosa mujer, luego de comprometerme conmigo mismo a ir hacia el local me entere por la televisión que mi querida mujer había fallecido, siempre fue una meta y un sueño para mi ese tatuaje, pero fue hasta el ultimo día de mi vida que llore, grite, me emocione y nunca puede llevar a cabo esa sueño postergado. Sé que algún día, de alguna forma le hare saber a ella mi deseo tan preciado. . .

TE AMO SARA...